viernes, junio 13, 2008

La señora Alicia

Todos los días se muere alguien.


Tenía ganas de escribir del caballero del kiosko, anónimo, como la mayoría de las personas en mi vida, que murió un día, dos días después de haber caído inconsciente luego de un paro cardíaco en la facultad de Geo, de haber agonizado por un problema al corazón que nunca había molestado.

Todos los días se muere alguien.

O de la gran cantidad de personas que se han muerto por los alrededores de mi casa.

Ayer murió la señora Alicia.
Era la madre de mi tío Vladi, cuando era más chica le decía tío Millo porque creía q era millonario ya que cada vez que se me caía un diente era el primero en darme 100 pesos.
Tenía alzahimer.
Vivió en la casa de un hijo, cuidada por la esposa por mucho tiempo. El año pasado o antepasado llegó donde mi tío Vladi. Mi tía Maru, su esposa, la puteaba todo el día, la traba de vieja culiá cuando se refería a ella y definitivamente la quería fuera de la casa. El año pasado mi tía Maru se calló de un piso en el q se subía para buscar no se qué estupidez. Se calló dos veces, las suficientes para quebrarse la cadera. Ahora usa muletas.

Trato de empatizar con ella, y aunque anduviera con muletas, no trataría tan mal a una anciana.

Es verdad, la vieja ya no se acordaba de si había comido, quería ir todos los días al doctor por un herpe que supuestamente tenía en la axila y había perdido dos placas de dientes, junto con todo su dinero. Quería comprarse un departamento para vivir con su esposo (que no sé qué tiene pero anda en silla de ruedas), así que ahorró plata y se lo compró, lo malo es que lo hizo a nombre de una nieta, que se la cagó bakán y se quedó con el dpto.

Así que no tenía mucho.

La señora Alicia tuvo pulmonía antes de morir, porque se levantaba por las noches para ir al baño, y como su pieza estaba atrás tenía que cruzar el patio para llegar (La verdad es que la estructura de la casa de mi tía es bien rara, sólo hay una pieza que puede ir al baño sin cruzar al patio, la matrimonial, el resto, de la Paola y el Alfonso y la señora Alicia, tenían que salir, para luego entrar). Se resfrió. Se murió.

La próxima semana la iban a internar en un lugar de reposo. Ella sabía, firmó voluntariamente según mi tía.

La tarde anterior a su muerte mi abuela fue a la casa, mi tía la vistió y la abrigó para que se levantara, mi abuela me dice que estaba hinchada, que sus manos parecían pelotas y que no podía cerrar la boca. La llevaron al living. Le dijo a mi abuela que se iba a morir, se pasaba diciendo eso los últimos días. Le achuntó.
Mi wely Inés le dijo que de jara de decir tonteras, ella le dijo que quería ir a su casa, que quería ir a la casa de mi wely. A mi abuela no le gustaba mucho la idea de tenerla acá, pero le dijo que si amanecía bien, ella misma le iba a pedir a mi tía que la llevara, para que saliera a pasear y tomara un poco de aire.
La noche anterior a su muerte se levantó dos veces, mi tío la retó, porque se iba a enfermar aún más. Ella le decía que no, que se levantó porque su papá y su mamá la habían venido a buscar, por eso se levantó.

Mi tía vistió al Alfonso, su nieto, para servirle el desayuno a la señora Alicia. Cuando llegó a la pieza notó que no se movía.

Fue repentino. Sus hijos la vinieron a ver. Ninguno quiso hablarle a Julio el primer día. Julio es el padre de la nieta que se cagó a la señora Alicia, y parece que, teniendo plata, nunca quiso ayudarla.

A mi me caía bien la señora Alicia. Vino para mi cumpleaños y dijo q todo estaba rico. Conversó con mi wely Teresa. Movía su cabeza asintiendo.


No sé si de verdad sabía que se iba a morir luego o si era la enfermedad hablando.
Pero es raro.
Creo que como para volver a escribir.
Después de crisis personales.
Llantos y risas.
Unos.
Nada.
Todo.
Me gustaría poder escribir más seguido, pero mis dedos me lo impiden.
Mi mente sigue funcionando siempre.
Sólo no sirvo para contenerla.
Quiero liberarla.

Ahora la señora Alicia es libre de todo lo terrenal que la acongojaba.
Ahora nada la molesta, porque nada existe.
Al menos se acabó todo para ella.
Espero haya sido feliz, dentro de lo que se puede.

4 comentarios:

el hombre muerto dijo...

¿que pasa?, el oscuro soy yo.

Francisco dijo...

Me gusto tu historia algo melancólica, un poco como tú, sigue escribiendo por que yo seguiré leyendo. Lo mas interesante de los blog es conocer los pensamiento de las personas.

Anónimo dijo...

paso a mejor vida

ahora no tiene nada lo tiene todo

la muerte esta presente dia a diA

Jóc dijo...

siempre espero por una nueva willystoria que nunca viene, que siempre está por venir!

anoche soñe que me regalabas un vestido corto y negro jajaj
mi cabeza que se acuerda de ti de algunas formas un poco extrañas.

Ojalá estés bien willy, te esho de menos. Cuídate harto y nos estamos viendo.

=)